LA CRIOTERAPIA EN MICROPIGMENTACION


Con la crioterapia utilizamos las ventajas del frío para insensibilizar los tejidos y obtener una reducción del dolor y las molestias en más de un 80%, evitando la inflamación y el edema post-traumático.


La aplicación del frío significa  un verdadero progreso en la práctica de la Micropigmentación, puesto que disminuye considerablemente el dolor y también las molestias que producimos en los tratamientos; rojez, inflamación y edema.


La crioterapia se puede utilizar antes del tratamiento para insensibilizar la zona a trabajar, y después, una vez finalizado para calmar la piel de la zona trabajada.


Es totalmente indolora, este aparato transmite frío a través de un manípulo que es trabajado suavemente sobre la piel.